sábado, 25 de junio de 2011

Bernard Prince - Guerrilla para un fantasma [Biblioteca Mampato Bicentenario]

Nuevamente nuestro amigo Fran Solo nos regala la edición digital de esta extraordinaria aventura de Bernard Prince y sus amigos. "Guerrilla para un fantasma" corresponde al noveno volumen de esta serie publicado en Mampato etre octubre y noviembre de 1974. Esta historieta fue publicada por primera vez en la revista Tintin el 11 de marzo de 1973 y curiosamente es también la novena aventura de los tripulantes del Cormorán, aunque Mampato no publicó en el mismo orden los anteriores álbumes. Además, hemos incluido entre los ocho números anteriores de la colección de Mampato, una corta aventura que en las ediciones belgas aparece como número extraordinario. En cambio, en mampato faltó publicar una aventura que se llama "La llama verde del conquistador", ambientada en Sudamérica y que es justamente la que antecede a esta historia que publicamos hoy.

"Guerilla para un fantasma", con guión de Greg y dibujos de Hermann, narra la aventura en la que se ven envueltos Bernard, Barney y Djinn cuando se encuentran con un yate del presidente Enrique Valedero, el presidente constitucional de la República de Monteguana, un país sudamericano en el que abundan las junglas e indios salvajes. Inesperadamente el yate explota pero milagrosamente Valedero se salva y es rescatado por el Cormorán. De este modo, nuestros amigos se encuentran con el derrocado presidente y un par de sus guardespaldas, quienes los convencen de la necesidad de intenarse por la jungla para llegar hasta una escuela de cadetes que serían leales al presidente para poder así resistir el golpe militar que ha dado el general Pablo Salgado, quien es el responsable del estallido del yate presidencial para así apoderarse del gobierno de Monteguana.
Comprenderán que un guión como éste, a fines de 1974 en Chile podía levantar más de alguna sospecha en los censores de la dictadura. Tal vez por eso es que el equipo de traducción de Mampato se vio en la necesidad de hacer algunos pequeños cambios en los diálogos. Para empezar, el general golpista no se llamaba en realidad Salgado sino Mendoza. Obviamente, no era recomendable mantener el apellido original por la coincidencia con el otro golpista general Mendoza que en esos años formaba parte de la junta militar chilena y a quien el derrocado presidente constitucional chileno llamara "general rastrero". Se entiende entonces el táctico cambio del apellido Mendoza por el apellido Salgado.

También debieron eliminar del guión un calificativo poco grato a los oídos de la dictadura militar chilena: revolucionario. Así, cuando el golpista general informa a la ciudadanía quiénes han estado detrás del atentado al presidente, señala que son organizaciones extremistas internacionales, eliminando el calificativo de "revolucionarias" que aparecía en el guión original en francés.

Fuera de eso, hay algunos diálogos que fueron muy simplificados. Ese es un error habitual en las traducciones pero hasta acá no me había tocado ver en traducciones mampatinas algo así. No son muchos los casos en esta historieta ni se pierde información clave del guión pero de todos modos no deja de llamar la atención.

Otro rasgo que salta a la vista en este tipo de historietas realizadas hace ya casi cuatro décadas, es que muchas escenas hoy serían consideradas un atentado contra los derechos de las minorías étnicas o al menos serían consideradas políticamente incorrectas. La forma despectiva en que nuestros amigos se refieren a los indios salvajes que encuentran en la jungla, o el uso indiscriminado de las armas para eliminar a esos indeseables invitados, da cuenta de lo que digo.

Por último, al comparar la edición de Mampato con la de la edición integral de Le Lombard, se aprecia que aunque los colores son los mismos, en la edición mampatina son más intensos, lo que resulta más agradable a la vista. Claro que depende del gusto de cada cual. En todo caso, el talento de un dibujante como Hermann se aprecia en toda su dimensión.

Agradezco el gran trabajo de Fran Solo en esta edición digital. Como yo tengo los scans originales, puedo darme cuenta fácilmente de cómo la edición de Fran logra mejorar la calidad de la imagen, resolviendo los problemas típicos que genera el uso y el paso del tiempo en las revistas antiguas. Además, y es algo que no me cansaré de repetir, la resolución de las imágenes es simplemente espectacular. Como ejemplo de lo que digo, basta echar un vistazo a las dos viñetas que agregué más arriba. Cualquiera de ellas la podrían ocupar como fondo de pantalla y quedaría espectacular.

Disfruten esta aventura porque es muy entretenida y atesoren esta versión digital de gran calidad.


1 comentario:

Torpe Denuevo dijo...

Una de las más fuertes historias de Bernard Price y de los más violento que leí en Mampato: la escena de la tortura a Jordan por los aborígenes me quedó grabada, así como el sacrificio final del héroe por salvar a su amigo contra toda esperanza... (No cuento más para no dejar spoiler)